Calentamiento global

La  CMNUCC (Convención Marco de las Naciones Unidas Sobre el Cambio Climático) de 1992. Comunica que el cambio climático global “es un cambio del clima debido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera global y que va más allá de la variabilidad climática natural”.

El cambio climático

Sin duda constituye la mayor amenaza medioambiental a la que nos enfrentamos. Es urgente cambiar el modelo social y económico. Especialmente en los países del bienestar. Unos pocos viven con todo tipo de comodidades. El coste lo pagan, en su mayoría, los países más desfavorecidos. Sin embargo, hoy día sus pésimas consecuencias, las sufre toda la humanidad. La única solución es reducir drásticamente la emisión de gases de efecto invernadero.

Causas

El principal responsable es indudablemente el ser humano y una larga lista. Por ejemplo la generación de energía, industrias como la química o la petrolera, el sistema alimentario agroindustrial no sostenible, transporte contaminante, generación excesiva de residuos, derroche de energía, deforestación, edificios que necesitan rehabilitación energética y la urbanización salvaje

Y la expansión del modelo industrial de producción y consumo basado en combustibles fósiles como el petróleo, gas y carbón. El poder económico de estas industrias y los enormes subsidios que reciben de los gobiernos. Quienes a su vez retornan el favor apoyando sus campañas políticas, así que cambiar o reducir no existe en sus objetivos financieros.

Geoingeniería

Algunos gobiernos están armando una trampa global para seguir con sus sucios negocios. Continuar calentando el planeta y vender la forma de enfriarlo. La apuesta actual frente a la crisis climática es la geoingeniería. Conjunto de técnicas diseñadas para alterar el clima. Manipular el clima para tapar el sol y bajar la temperatura, remover los gases de la atmósfera por medios tecnológicos y enterrarlos en fondos geológicos, cambiar la química de los océanos, blanquear las nubes, entre otras. Es muy preocupante, que un gobierno como el de USA, que se dedica a promover la guerra por todo el planeta, proponga usar el clima para sus fines ocultos.

Otro problema

La temperatura media mundial ha aumentado un 1,1°C desde la época preindustrial. El período de 2015 a 2019, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), está siendo el quinquenio más cálido jamás registrado. La tasa de subida del nivel del mar ha ascendido a 5 mm al año en el quinquenio 2014 -2019. Los impactos económicos y sociales serán cada vez más graves. Daños en las cosechas y en la producción alimentaria, las sequías, los riesgos en la salud, los fenómenos meteorológicos extremos como tormentas, huracanes y los mega-incendios.

Está claro que es un problema global desde una perspectiva ambiental, política, económica y social. Además, implica enormes pérdidas económicas en todos los ámbitos. Por ello cuanto más tardemos en actuar, mayores serán las inversiones para la adaptación al aumento de la temperatura.

Alrededor de 90 empresas son responsables de casi las dos terceras partes de las emisiones mundiales. En España, las grandes eléctricas como Endesa, Iberdrola, Naturgy, EDP y Viesgo. Solamente en el año 2017, el 91% de la energía que hemos usado, provenía de fuentes no renovables. Igualmente España, junto con otros cinco países de la Unión Europea, acumulan alrededor del 70% de todos los gases de efecto invernadero del continente.

Solución

Greta Thunberg, joven activista medio ambiental, afirma que nosotros/as somos la solución. La revolución energética está en nuestras manos. El ahorro y la eficiencia energética benefician nuestro bolsillo y de paso apoyamos la lucha contra el cambio climático. Necesitamos prescindir de los combustibles contaminantes y de la energía nuclear. En resumen, reducir las emisiones anuales de CO2. Nuestro planeta nos trata igual que nosotros/as a él.

¿Qué puedo hacer yo?

En la Web de Greenpeace encontrarás detalladamente explicado, la siguiente lista para el hogar. Bájate la factura de la luz, bájate la potencia, pon tu electrón verde, produce tu propia energía, adquiere electrodomésticos de mayor eficiencia energética. Haz un favor a tu ordenador y déjale que descanse, usa bombillas y lámparas LED, pon fin a las pérdidas de energía de reposo o “stand by”, evita dejar enchufados cargadores y transformadores.

Las secadoras son auténticas devoradoras de energía, no utilices electrodomésticos a pilas, no calientes ni enfríes más de lo necesario, instala un doble acristalamiento aislante, ventila las habitaciones rápidamente, evita el uso de aire acondicionado, haz revisar tu sistema de calefacción. En definitiva, crea tu propio proyecto energético y únete a un colectivo que genere nuevas formas de energía renovable. Cada gesto cuenta y lograrás reducir las emisiones de CO2.

“Nadie es demasiado pequeño/a para marcar la diferencia. El verdadero poder pertenece a la gente”. Greta Thunberg

Fuente información: unfccc.int, greenpeace.org, Silvia Ribeiro, Grupo ETC, oxfamintermon.org

Fuente imágenes: Luca Bruno/AP para alertatierra.com y Pixabay

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *