Diversidad paisajística en los Parques Naturales de Baza, Castril y Cazorla y sus actividades de aventura

¿Buscas actividades de aventura en los Parques Naturales?

Andalucía es la comunidad autónoma española con más Espacios Naturales Protegidos y cada uno de los cuales destaca por poseer unos valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos merecedores de ser protegidos. Al noroeste de la provincia de Granada, se encuentra el Altiplano Granadino, donde inmensas altiplanicies se elevan alrededor de 1.000 metros por encima del nivel del mar. Su parte central está ocupada por una gran llanura casi desértica, a la que la rodean las Sierras de la Sagra, Castril, Baza y Orce, zona de gran belleza paisajística y de enorme valor en su patrimonio natural, cuenta con dos Parques Naturales: Sierra de Baza y Sierra de Castril, este último se apoya en la Sierra de Jaén y es una prolongación del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas. Tres Parques  y cuatro impresionantes embalses: Negratín, San Clemente, El Portillo y La Bolera.

Esta combinación de agua y montaña, es un escenario perfecto para la práctica de deportes de aventura. Su sinuosa geología es ideal para la escalada en roca, el rappel, el barranquismo y el montañismo.  Además las aguas cristalinas de sus embalses invitan a la práctica del piragüismo, de una forma tranquila y dejándonos llevar desde el agua hacia la montaña.

La climatología está marcada por veranos largos y cálidos, primavera y otoño suaves, que permiten disfrutar de la naturaleza y practicar cualquier tipo de deporte a lo largo del año. En primavera cuando las nieves de las cimas se funden, el agua baja desde las cumbres hasta los embalses, pasando por las formaciones rocosas y llenando el paisaje de bellas cascadas y manantiales,        como el manantial de la Cerrada de la Magdalena.

 

Es la temporada perfecta para realizar barranquismo en las diversas Cerradas que hay en la zona. La espectacular Cerrada de Lézar ubicada en el Barranco del Buitre (Sierra de Castril) con rápeles de más de treinta metros de altura no te dejará indiferente o el Barranco de la Bolera enmarcado en una formación de roca caliza, marmitas gigantes y  paredes laterales de ochenta metros. Un entorno natural capaz de combinar saltos, rápeles, cascadas con pozas de agua verde turquesa, cuevas y paisajes de extrema belleza que te harán soñar despierto/a.

 

 

 

 

 

Otra opción para conocer los Parques Naturales  son las vías ferratas, una actividad que combina la adrenalina de la escalada y la seguridad que ofrece una vía ferrata. La Rendija en la Puebla de Don Fadrique, donde hay instalados peldaños de hierro que permiten el ascenso por la pared de piedra de esta formación rocosa. Ideal para iniciación, consta de dos partes o sectores de escape, calificados como k2 y k3 respectivamente, está equipada con descuelgues para asegurar o rapelar.

 

Mientras nos adentramos en estos Espacios Naturales, admiraremos paisajes cargados de contrastes, vegas, llanuras desérticas, embalses rebosantes de agua, ríos, etc. En estos últimos se albergan especies de flora y fauna representativa de la Comarca. Tales como la nutria, águilas reales, quebrantahuesos, buitres leonádos, martín pescador, salamandra, gamo, cabra montés, muflón o la trucha común. Predomina la vegetación mediterránea compuesta por pino salgareño, sabinas, enebros rastreros, chopos, encinas, quejigos y arces.  La infinidad de rutas de senderismo  que poseen los tres Parques Naturales: Castril, Baza y Cazorla, Segura y Las Villas, te brindan la posibilidad de conocerlos. Por otro lado están las rutas 4×4, una de las mejores formas de apreciar la flora y fauna autóctona, (como el quebrantahuesos, especie que recientemente se está introduciendo en estas Sierras) a lugares donde el acceso sería difícil en una jornada a pie.

No podemos olvidarnos de la gran riqueza patrimonial y sus yacimientos arqueológicos, testigos silenciosos del paso por estas tierras de los Primeros Pobladores de Europa. Por otro lado el relieve del Parque Natural Sierra de Castril, compuesto por simas y grutas, es el sitio ideal para los/as amantes de la espeleología,  en Sierra Seca se halla la Cueva del Muerto, cuyas vistosas formaciones de estalactitas y estalagmitas harán las delicias de quienes aman las cuevas.  También son un atractivo de la geología: los lapiaces y otras morfologías kársticas, similares geológicamente a los Bad-lands (tierras baldías), en el paraíso interior del Parque Natural Sierra de Baza.

En una zona relativamente pequeña donde se concentran una amplia diversidad de paisajes, flora, fauna, es posible el desarrollo de una ingente cantidad de actividades en la naturaleza, esas que nos incitan a sentirnos bien, a conocer el Espacio Natural que nos rodea y a conectar con la naturaleza, que al fin y al cabo es de donde provenimos.

¡Ven a conocerlos!

Comparte:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *