Diversidad paisajística en los Parques Naturales de Baza, Castril y Cazorla y sus actividades de aventura

Andalucía es la comunidad autónoma española con más espacios naturales protegidos y cada uno de los cuales destaca por poseer unos valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos merecedores de ser protegidos. Al noroeste de la provincia de Granada, se encuentra el Altiplano granadino, donde inmensas altiplanicies se elevan más de 1.000 metros por encima del nivel del mar. Su parte central está ocupada por una gran llanura casi desértica, a la que la rodean las sierras de la Sagra, Castril, Baza y Orce. Zona de gran belleza paisajística y con un enorme valor en su patrimonio natural, ya que cuenta con dos Parques Naturales, P.N Sierra de Baza y P.N Sierra de Castril, este último se apoya en la sierra de Jaén y es una prolongación del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas.
Tres Parques Naturales que a su vez, cuentan con impresionantes embalses, el del Negratín, San Clemente, El Portillo y la Bolera.

Esta combinación de agua y montaña, es un escenario perfecto para para la práctica de deportes de aventura. Su sinuosa geología es ideal para practicar la escalada en roca, el rappel, el barranquismo y el montañismo. Y las aguas cristalinas de sus embalses invitan a la práctica del piragüismo, de una forma tranquila y dejándonos llevar desde el agua hacia la montaña.

La climatología de la zona está marcada por veranos cortos y cálidos e inviernos fríos, que permiten disfrutar de la naturaleza y practicar cualquier tipo de deporte a lo largo del año. En primavera, tras las nevadas, cuando estas se funden, el agua baja desde las cumbres hasta los embalses, pasando por las formaciones rocosas y llenando el paisaje de bellas cascadas y manantiales, como el Manantial de la Magdalena. Siendo una época perfecta para realizar barranquismo en las diversas cerradas que hay en la zona. Una de las más espectaculares es la Cerrada de Lézar, que se encuentra en el barranco del Buitre, y que cuenta con rápeles de más de 30metros. También podemos practicarlo en el barranco de la Bolera, que enmarcado en una formación de roca caliza, marmitas gigantes y con paredes laterales de 80metros, es capaz de combinar saltos, rápeles y cascadas con pozas de agua verde turquesa, cuevas y paisajes espectaculares.

Otra opción para conocer los parques naturales desde dentro son las vías ferratas, que combinan la adrenalina de la escalada con la seguridad y facilidad que ofrece una vía ferrata. Se realiza la vía ferrata de la Rendija en la Puebla de Don Fadrique, donde hay instalados peldaños de hierro que permiten el ascenso por la pared de piedra de esta formación rocosa.

Mientras nos adentramos en estos espacios naturales, podemos ver paisajes cargados de contrastes, sierras, vegas, llanuras desérticas, embalses repletos de agua, ríos, y en ellos se albergan especies de flora y fauna representativa de la comarca. Especies de fauna como la nutria, águilas, buitres, martín pescador, salamandra, gamo, cabra montés, muflón y trucha común se encuentran en la zona. Y una vegetación predominantemente mediterránea, compuesta por pino salgareño, sabinas, enebros, rastreros, chopos, encinas, quejigos y arces. Todo ello puede contemplarse con las diversas rutas de senderismo que se pueden realizar en los tres Parques Naturales, Castril, Baza y Cazorla, Segura y las Villas, pero además se pueden hacer rutas 4×4 y observar la flora y fauna característica en lugares donde a pie y en un día sería muy difícil llegar. Y si tenemos suerte es posible ver el quebrantahuesos, especie que se está reintroduciendo en nuestras sierras.

No podemos olvidarnos tampoco de su gran riqueza patrimonial y de sus yacimientos arqueológicos que son testigo de que aquí estuvieron los primeros pobladores de Europa. El espectacular relieve del Parque Natural Sierra de Castril, compuesto por simas y grutas, es el lugar ideal para los amantes de la espeleología. En Sierra Seca se halla la Cueva del Muerto, donde se pueden contemplar vistosas formaciones de estalactitas y estalagmitas.
Por otro lado, también son un atractivo paro los amantes de la geología los lapiaces, similares geológicamente a los Bad-lands que podemos encontrarnos en la zona del P.N Sierra de Baza.

En una zona relativamente pequeña se concentra una gran diversidad de paisajes, de flora, fauna y todo ello hace posible el desarrollo de gran cantidad de actividades en la naturaleza, haciéndonos disfrutar y conocer el entorno natural que nos rodea.

Para realizar este tipo de actividades, se puede contactar con Ecoactiva, empresa de turismo activo que realiza excursiones y salidas organizadas en los diferentes Parques Naturales y alrededores y oferta, además otro tipo de actividades, rutas en 4×4, piragüismo, espeleología, vía ferrata, barranquismo y multiaventura.

Comparte:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *