Endemismos Vegetales de las Sierras de Castril, Baza y Cazorla, Segura y Las Villas.

¿Qué es un endemismo?

Un endemismo es una especie, sea del reino que sea, restringida a un área de distribución singular y concreta.  

¿Por qué es tan importante?

La importancia de su identificación, conservación y gestión, reside en el hecho de que estas especies endémicas se caracterizan principalmente por ser poblaciones muy reducidas en cuanto a números de individuos. Esto hace que sean vulnerables a la extinción.

En la Sierra de Castril, encontramos a Vella castrilensis, perteneciente a la Familia de las Brasicáceas. Habita altitudes entre 1.650 y 1.900 msnm. Se encuentra presente mayormente en pendientes rocosas (arcilloso-calcáreas), en grietas inaccesibles o bajo matorral espinoso almohadillado. Puede alcanzar los 30 cm de altura, sus flores son de tono amarillento y la floración comienza en marzo.

Está incluida en la Lista roja de la flora vascular de Andalucía, como CR, es decir, “en peligro crítico” ya que el riesgo de extinción es extremadamente alto.

Vella castrilensis (Fuente: flora.biologiasur.org. Autor/a: J.Fuentes.)

En la Sierra de Baza encontramos numerosos endemismos, de hecho, el 12,25% de los endemismos de España se encuentran en dicho Parque. Además, de 24 países europeos, la Sierra de Baza alberga el 4,64% de los endemismos. Algunos de ellos son:

  • Margaza o margarita real (Leucanthemopsis radicans), perteneciente a la Familia de las Asteráceas. Se desarrolla en afloramientos rocosos de la parte oriental de la Sierra, entre los 1.800 y 2.000 msnm. También es endémica en Sierra Nevada. Alcanza los 10 cm de altura. Puede confundirse con la manzanilla real (Artemisia granatensis).
  • Narciso de Sierra Nevada (Narcissus nevadensis), perteneciente a la Familia de las Amarilláceas. Abundante en zonas silicícolas, es decir, en terrenos silíceos, entre 1.400 y 1.950 msnm. Está catalogado como EN, lo que significa que está en peligro de extinción según la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

Narcissus nevadensis(Fuente: almerinatura.com. Autor/a: A.Ivorra)

  • Aquilegia vulgaris subsp. nevadensis, dentro de la Familia de las Ranunculáceas. Habita en pastos húmedos, matorrales sombríos, márgenes de arroyos y manantiales, entre 1.100 y 2.500 msnm de altitud. Su tallo puede alcanzar los 80 cm. Se encuentra catalogada como vulnerable, pues es muy frágil ante las acciones del ganado y la escasez de agua.

Aquilegia vulgaris subsp. nevadensis(Fuente: almerinatura.com. Autor/a: A.Ivorra)

  • Durillo dulce o membrillera falsa (Cotoneaster granatensis). De la Familia de las Rosáceas. Puede encontrarse en la umbría de los bosques caducifolios entre 1.200 y 2.100 msnm. Capaz de superar los 3 metros de altura. Las poblaciones se han visto fragmentadas por causa del déficit hídrico. Está incluida en la Lista roja de la flora vascular de Andalucía, calificada como “casi amenazada”.

Cotoneaster granatensis (Fuente: almerinatura.com. Autor/a: A.Ivorra)

Otros endemismos relevantes de este Parque Natural son: Mar margarita (Erigeron major), ranunculácea de Granada (Ranunculus granatensis), cucharicas de María (Hormathophylla cadevalliana) y pino albar de Sierra Nevada (Pinus silvestris subsp. nevadensis)

En la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas, junto con otras sierras de la zona oriental de Andalucía, abundan las dolomías, donde se desarrollan diversas especies vegetales raras o peculiares, denominadas dolomitófilas. Además, este Parque Natural no llega a representar el 0,5% del territorio nacional y sin embargo alberga el 25% de todas las especies vegetales de dicho territorio. Algunos de los endemismos que pueden encontrarse en estas Sierras son:

  • Grasilla de Cazorla o atrapamoscas (Pinguicula vallisneriifolia), de la Familia de las Lentibulariáceas. Generalmente habita en los lugares sombríos de roquedos calizos, entre 600 y 1.700 msnm. Lo característico de esta especie es que es carnívora, los insectos quedan atrapados en sus hojas gracias a una sustancia pegajosa, posteriormente son “digeridos” con ayuda de unas glándulas especiales, asimilando así los nutrientes.  Actualmente está incluida en el catálogo de especies amenazadas.
  • Narciso de Cazorla (Narcissus longispathus), al igual que Narcissus nevadensis, pertenece a la Familia de las Amarilláceas. A pesar de que también puede encontrarse en la Sierra de Castril, abunda mayoritariamente en la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas. N. longispathus vive en lugares próximos a ríos y fuentes. Es una especie geófita, pues bajo condiciones adversas es capaz de desarrollarse subterráneamente. Está amenazada, debido principalmente al deterioro de su hábitat.

Narcissus longispathus (Fuente: Arkive.org. Autor: Carlos M.Herrera)

  • Violeta de Cazorla (Viola cazorlensis), es una especie rupícola (adaptada a vivir sobre roca). Tanto en lugares soleados como umbríos. Dispone de un espolón bajo cada uno de sus pétalos, 5 en total. Esta característica la distingue del resto de especies semejantes. Figura en la Lista roja de la flora vascular de Andalucía como especie vulnerable.

Viola cazorlensis (Fuente: enelecotono.blogspot.com. Autor Salvador Feo García)

Otros endemismos importantes de este paraje son: Jacinto de Cazorla (Hyacinthoides reverchonii o Scilla reverchonii), lengua de perro (Primula vulgaris), heléboro (Helleborus foetidus),  alfilerillos de Cazorla (Erodium cazorlanum), geranio de Cazorla (Geranium cazorlense), arenaria (Arenaria lithops) y aciano (Centaurea jaennensis).

Comparte:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *