Piragüismo en Andalucía

¿Qué es el Piragüismo?

El piragüismo, también conocido como “canoaje” o “kayaking”, es un deporte acuático practicado normalmente en embalses y ríos, consistente en desplazarse por la masa de agua sobre una embarcación ligera, tipo canoa o kayak. Esta embarcación es impulsada por entre una y cuatro personas, generalmente.

Técnica de piragüismo. Fuente: diariodekayak.es 

¿Cómo nace el piragüismo?

Este término surge en Las Américas, más concretamente en la zona del Mar Caribe. Los habitantes de dicho lugar, solían navegar mediante canoas. Las canoas más antiguas encontradas hasta la fecha, se estima que rondan los 6.000 años de antigüedad. Estas embarcaciones fueron halladas tanto en América del Norte como en La Mesopotamia Asiática. De hecho, se sostiene la teoría de que el ser humano llega a América a través de canoas entre 10.000 y 14.000 años antes de Cristo. Asimismo, se encontraron Kayak en la zona del Ártico, con más de 7.000 años antes de Cristo.

Colón fue quien incluyó la palabra “Canoa” en el lenguaje europeo, así queda constatado en “Diario del Primer Viaje”, donde introduce dicho término.

El piragüismo comienza a considerarse deporte a mediados del siglo XIX, el escocés John MacGregor fue el primero en construir un kayak. Consiguió llegar a lugares de Francia, Alemania y Suiza, incluso al Mar Rojo, en Jordania y al Río Nilo.

Dibujo realizado por MacGregor en el Río Jordán, a bordo de su canoa “Rob Roy”.

Los primeros kayaks europeos se dispersaron por Alemania y Suiza, con el objetivo de realizar trayectos cortos, posteriormente se orientaron para competir, surgiendo así el concepto de “piragüismo”, considerándolo como un deporte.

Actualmente, entre los países de habla hispana, España destaca notablemente en este deporte, además de otros países como México, Argentina, Cuba y Chile.

¿Cuáles son las modalidades?

  • Aguas tranquilas: Las aguas mansas o tranquilas, se caracterizan por ser trayectos o recorridos sin obstáculos ni dificultades. Puede enfocarse a la competición, en cuyo caso pueden desarrollarse líneas rectas de entre 200 y 12.000 metros (maratón). O bien orientarse hacia un uso recreativo y/o turístico, mediante el cuál los/as participantes conocen el medio que les rodea gracias a un/a guía experto que lidera la ruta.

Piragüismo en aguas mansas del Pantano del Portillo en Castril,durante una jornada voluntaria de recogida de basura.

  • Aguas bravas (“Slalon”): En aguas bravas se realizan ascensos (contracorriente), descensos (a favor de la corriente) y travesías (competiciones en mar, lagos y embalses). Durante estas etapas, se van salvando obstáculos naturales. Ya sean barrancos, las propias rocas, las olas o la marea del mar, rápidos (“rafting”), etc. Normalmente con fines deportivos, se pretende realizar el mayor recorrido en el menor tiempo posible.

  • Kayak-polo: La esencia es la misma que en el waterpolo, con la diferencia de que el kayak-polo se lleva a cabo sobre kayaks, como su propio nombre indica. Habitualmente suelen formarse grupos de 5 personas, con el objetivo principal de marcar el mayor número de goles posible.

  • Kayak de mar: A diferencia del resto de modalidades, el kayak de mar se realiza en mucho más tiempo, salvando las propias olas que ofrece este medio. Las distancias recorridas suelen ser mucho mayores. También se practica en zonas de estuarios, deltas y rías.

  • Dragones: Los dragones son un tipo de embarcación con capacidad para diez o veinte personas. Durante esta práctica el trabajo en equipo es esencial para salir vencedores/as.

Fuente imagen: kentsportsnews.com

¿Qué material necesitamos?

  • Chalecos salva vidas: Equipamiento imprescindible para garantizar la seguridad del participante en todo momento.
  • Botes estanco: Para almacenar los objetos personales sin peligro de que se estropeen.
  • Nevera: Para conservar alimentos o bebidas refrescantes durante la jornada
  • Traje de baño: Especialmente cuando el tiempo nos lo permite, para disfrutar mucho más de la actividad y darse algún chapuzón antes o después de la misma.
  • Palas: Para propulsarse remando con las diferentes técnicas.
  • Piragüas: Medio de transporte. Pueden ser de distintos materiales y distintas capacidades. Las más abundantes son las individuales, las dobles y triples.
  • Neopreno(*): Únicamente necesarios en caso de que las condiciones climatológicas lo requieran.
  • Casco (*): Siempre cuando el nivel de dificultad y peligrosidad sea elevado, es un elemento vital.

   

Chaleco salvavidas, bote estanco, piragüas y palas.

¿Cuáles son los 5 mejores lugares de Andalucía para practicar piragüismo?

  • Embalse del Portillo (Granada): Ideal para principiantes, en un entorno espectacular del Parque Natural Sierra de Castril. Perfecto para visitarlo en familia o con tu grupo de amigos/as. Podrás realizar piragüismo de forma relajante y divertida, al mismo tiempo que aprendes con ayuda de los/as guías.

  • Río Guadiaro (Málaga): Para disfrutar de las vistas del bosque de ribera y contemplar algunas de las especies de fauna ibérica más emblemáticas, tales como los galápagos o los ánades.
  • Pantano de Iznájar (Córdoba): También conocido como “Lago de Andalucía”, puesto que es el embalse más grande de esta Comunidad Autónoma.
  • Embalse del Negratín (Granada): Localizado en pleno Geoparque de Granada, disfrutarás de un entorno único, rodeado de badlands. En este enclave podrás realizar piragüismo en aguas mansas, ideal para relajarse y pasar una jornada con la familia y los amigos, pues este lugar permite la participación incluso de los más pequeños. La mejor forma de llevarlo a la práctica es con ayuda de los/as guías locales, así no solamente te divertirás de forma segura, sino que además conocerás numerosas curiosidades sobre este paraje tan peculiar.

Badlands del Embalse del Negratín

  • Embalse de la Bolera (Jaén): Uno de los pantanos más conocidos de Andalucía, en plena Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas. Un embalse ideal para introducirse en el mundo del piragüismo, especialmente si se trata de una ruta guiada.

Atrévete a conocer de primera mano los beneficios que aporta esta actividad, aprovecha el comienzo del buen tiempo para practicar este deporte en plena naturaleza, conocer lugares nuevos de una manera amena, gratificante y beneficiarte de una jornada sanadora y divertida. Es uno de los deportes más completos que existen, por su carácter lúdico, turístico, sano y positivo. Sobran motivos para iniciarte en su práctica habitual.

No tienes excusas. ¡Comienza ya!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *