Entradas

Senderismo en la Sierra de Castril

¡Diviértete explorando!

Al Norte de la provincia de Granada se encuentra el Parque Natural de la Sierra de Castril, recorrido de Norte a Sur por el río homónimo, su principal característica es su espectacular relieve, fruto de la naturaleza caliza del suelo, las precipitaciones en las cumbres y la acción de las aguas. La orografía del interior de este espacio protegido es muy abrupta, las pendientes son muy acusadas, los relieves empinados y difíciles. Otro dato importante es la presencia de numerosas simas y cuevas. La distinta roca por la que discurren las aguas condiciona su relieve. El efecto colador de estas rocas propicia la aparición de numerosos manantiales, además da lugar a la formación de pequeñas lagunas temporales. En las cumbres dominan lapiaces, dolinas y lagunas efímeras; que dan paso en el curso medio a valles anchos y profundos en el cauce principal, mientras que sus afluentes tallan barrancos de paredes verticales, bellísimas cerradas y espectaculares cascadas como por ejemplo la Cerrada de la Magdalena y de Lézar. Cercano a la localidad de Castril se encuentran el pantano del Portillo y el de San Clemente, que ofrecen la posibilidad de la práctica de deportes acuáticos como el piragüismo.

Localización: Norte de la provincia de Granada, frontera con el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas. Ubicación: 37°47′45″N 2°46′44″OAltitud: Entre  855 y  2.138 msnm. Datos climáticos: Precipitación media anual 700 mm. Temperaturas medias entre 6º C (invierno) y 27º C (verano). Superficie: 12.696 ha. Población aproximada: 2.569 habitantes. Municipio: Castril.

El Centro de Visitantes Castril está situado a 200 metros de dicha localidad, en la A-326. Propiedad de la red de equipamientos de la Consejería de Medio Ambiente. El edificio consta de tres plantas, entre las cuales se encuentra una sala de recepción, una tienda de productos autóctonos y una sala de usos múltiples, utilizada para exposiciones, cursos y conferencias.
En su exposición se exponen paneles explicativos del entorno del Parque, sus recursos geológicos y agrícolas, su vegetación y fauna. Alberga un balcón mirador, que ofrece una magnífica vista sobre el Conjunto Histórico de Castril y del río. El sótano ofrece una amplia sala dedicada a la etnografía y una numerosa muestra de objetos y artesanía. Es el sitio ideal donde obtener información relevante sobre todas las rutas de senderismo que nos ofrece el Parque Natural, lugares de interés y todo tipo de actividades relacionadas con el turismo activo.

Rutas de senderismo

Las características del relieve de la Sierra de Castril incitan a la práctica de la espeleología, el barranquismo y el senderismo, entre otros, nos centraremos en esta última práctica. El senderismo es una opción saludable para conocer activamente un paraje natural, descubrir caminos y sendas que proporcionan al caminante energía positiva, equilibrio y bienestar, además se puede realizar durante todo del año. En la Sierra de Castril existe una red de senderos que la atraviesa alcanzando toda su extensión, creando preciosas rutas como la del Nacimiento del río Castril, la Cerrada de la Magdalena, Cerrada de Castril, Cortijo del Nacimiento-Prados del Conde, Cerrada de Lézar, Cerro del Buitre o el Cerro Empanadas. A continuación te mostramos una breve descripción de sus características y una interesante crónica del Cerro Empanadas. Esperamos que te sea de utilidad.

Nacimiento del Río Castril

Trayecto: Lineal. Longitud: 2,4 km. Tiempo estimado: 1 hora. Dificultad: Baja. Tipo Camino: Senda. Paisaje/Vegetación: Relieve abrupto: Paisaje sobre rocas calizas. Bosque de ribera. Manantiales y surgencias. Impronta ganadera. Amplias panorámicas.

Cerrada de la Magdalena

Trayecto: Lineal. Longitud: 1,6 km. Tiempo Estimado: 1 hora. Dificultad: Baja. Tipo camino: Senda. Paisaje/Vegetación: Relieve abrupto, barrancos. Paisaje de sustrato calizo. Cascadas y saltos de agua. Bosque mediterráneo. Encinares y pinares de repoblación. Bosques de ribera.

Cortijo del Nacimiento-Prados del Conde

Trayecto: Lineal. Longitud: 12,3 km. Tiempo Estimado: 5 horas. Dificultad: Media – Alta. Tipo Camino: Senda o pista. Paisaje/Vegetación: Relieve accidentado sobre materiales calizos. Extensos pastizales con arbustos y matorral espinoso y prados de alta montaña. Importante cabaña ganadera. Arquitectura popular.

Cerrada de Lézar

Trayecto: Lineal. Longitud: 1,8 km. Tiempo Estimado: 1 horas. Dificultad: Baja. Tipo Camino: Carril o pista. Paisaje/Vegetación: Gargantas o barrancos verticales. Encinar y pinar. Amplias panorámicas del valle de Castril. Paisaje de raigambre ganadera.

Cerro del Buitre

Trayecto: Circular. Longitud: 10,7 km. Tiempo Estimado: 5 horas. Dificultad: Media – Alta. Tipo Camino: Senda. Paisaje/Vegetación: Amplias panorámicas las serranías de Castril y del Pozo, de la Sierra de La Sagra al noroeste y, más hacia el sur, Sierra Seca, con el valle del río, el embalse del Portillo y la localidad de Castril, al fondo. Bosque de pino salgareño, piornales y prados de alta montaña.

Cerro de las Empanadas (2.106 m)

Trayecto: Lineal. Longitud: 10,5 km. Tiempo estimado: 6,30 horas. Dificultad: Muy alta.Tipo camino: Senda con firme rocoso y pedregoso. Paisaje/vegetación: Paisaje dominado por las moles calizas de la Sierra de Castril y su convulsa y espectacular geología, donde junto a pinos y encinas podemos encontrar magníficos ejemplares de sabinas y cornicabras, encaramados sobre las paredes rocosas de esta Sierra.

Crónica de una ruta llena de contrastes

Nuboso festivo, pero sin previsiones de lluvia. Veinticuatro personas y yo acomodando mochilas, chaquetas y bastones, junto a las tuberías del Cortijo del Nacimiento. Iniciamos el itinerario por sendero señalizado que discurre en la mayor parte de su trazado junto al cauce del río Castril hasta su nacimiento a 2,4 km de dificultad baja. Estamos en pleno corazón del Parque Natural Sierra de Castril, acompañados/as de mimbres, sargas, fresnos y chopos. El nacimiento es un lugar grandioso sobre todo en los meses de mayo y junio, cuando el agua emana de las rocosas paredes de la montaña con una fuerza inaudita. Sumergida tras del manantial, hay una sima de más de 100 metros de profundidad  que conecta con las grandes cavidades kársticas de la Sierra.  Algunos atrevidos bajan al fondo a fotografiar.

Ascendemos suavemente por el Barranco de la Osa, un tímido sol va despertándose accediendo a la enorme caverna, hay una escalinata de piedras, un tramo complicado protegido por cables de acero que necesitan mantenimiento. Esta cueva ha sido utilizada por el hombre primitivo, recientemente por pastores y leñadores, sin duda es un enclave natural muy peculiar. El agua erosiona el macizo calcáreo y transforma el paisaje en un sistema kárstico de elevado valor ambiental.

Se reanuda la marcha, encontramos  la joya botánica del recorrido: el tejo milenario, que sin duda se ha salvado de la depredación humana, debido a la dificultad de acceso a él. Nos encaminamos cruzando suaves lomas hasta llegar al Cortijo de la Puerca, situado sobre un rodal de tierra de labor, ahora convertida en pradera. Aquí tomamos un tentempié, uno del grupo se ha traído hasta la bota de vino que gustosamente comparte. Cinco personas deciden no continuar. Les indicamos  la salida, situada al Sur y señalizada por balizas. Es una bajada en zigzag por un precioso sendero, construido artesanalmente que les llevará hasta un puente de madera que enlaza con el sendero de inicio.

Retomamos la senda que hay justo detrás del Cortijo, caminamos por zonas agrestes y peligros diversos. En muchos tramos no hay senda, ha desaparecido con las lluvias recientes, aquí el sentido de la orientación es primordial. Una hermosa águila real nos deja maravillados/as unos segundos mientras acaricia el cielo. Entre pinos salgareños (Pinus nigra), vereas que aparecen y desaparecen, laderas escarpadas, paredes rocosas y donde la tierra es muy movediza avanzamos hasta el collado Salitre. El escarpado e inaccesible terreno junto al desnivel provoca que haya una espera entre quienes vamos en cabecera y quienes quedan en la cola. Nuevamente se toma la decisión de partir el grupo, así que trece senderistas inician la bajada hasta el Cortijo del Maestrillo donde nos esperarán.

La vista del Cerro Empanadas en su vertiente Este intimida, desafiante, salvaje; posee un desnivel de 1.000 metros en la parte granadina, pues esta montaña es la frontera natural y cima compartida por dos provincias y a su vez dos Parques Naturales, el que visitamos y el de Cazorla, Segura y Las Villas. Dejamos a nuestras espaldas el Cerro de la Carrasca y ascendemos hasta coger el Cordal de la Sierra de Empanadas. Quedamos seis, cada cual a su ritmo va llegando al destrozado vértice geodésico. Un viento helado nos recibe en la cumbre, allá abajo un rebaño de cabras haciendo malabares entre los peñascos. Las vistas son impresionantes mires donde mires. Mis compañeros me ofrecen dulces para reponer el desgaste de la subida, alguna que otra foto sin demorarnos mucho, pues el frío arrecia. Comienza una vertiginosa bajada en dirección al Collado de la Cruz, para antes de llegar a él introducirnos en un inmenso tobogán rocoso. Nos conducirá por el cauce del río, las pozas se suceden en la espectacular bajada para aparecer justo en la idílica morada del “Maestrillo” junto a la cabecera del Barranco de Túnez. Una construcción totalmente derruida es lo que queda en la actualidad, de lo que en su día fue la morada de un personaje digno de una novela, cuya forma de vida rompe todos los esquemas en los que vivimos la gran mayoría. Me hubiese gustado conocerlo y compartir conversación o silencio con él, la mochila descansando a mis pies, contemplando como la luz otoñal se va apaciguando a través de los nogales, dejando que el duende de la montaña se acomode a nuestro lado y sintiendo un día más la fortuna de estar en este mágico paraje, libres de todo.

Nos reagrupamos, la ruta se va a prolongar más de lo establecido. Con paciencia infinita, al igual que un monje budista realizando un mándala de arena en concentración absoluta, así vamos un paso tras otro perdiendo altura, se adivina en los rostros la mella del cansancio. Me imagino este paisaje en primavera, cuando el agua lucha por ocupar su espacio natural, cuando el verdor de los arboles te refresca la mirada, habrá que volver en esa época del año para experimentarlo en primera persona. Seguimos la bajada por el barranco, tras los mojones de piedras y después las señales de madera, la vereda asciende dejando en la vertiente contraria un senderillo que lleva hasta la Cerrada del Magdalena, la tarde va cayendo implacablemente. Hago una breve parada para admirar una mole rocosa que pide a gritos ser escalada, en el horizonte  el Pantano del Portillo como una mancha brillante en la lejanía. Esta es una Sierra de grandes contrastes, frondosa y agreste, pero toda ella cargada de extraordinaria belleza. Nos introducimos en una pedrera que como un reptil baja serpenteante por la ladera hasta dejarnos en un camino de retamas junto al puente de madera. En breve estamos en los Cortijos del Nacimiento brindando por nuestra hazaña, acompañados/as de un variado tapeo.

 

Información descripciones senderos: Consejería de Medio Ambiente (Granada).

Fuente imágenes: Propias.

Crónica: Carmen Sm.

¡Nos vemos explorando estos senderos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contraste de Paisajes en el Geoparque de Granada

¿Quieres conocer paisajes insólitos?

En Andalucía Oriental, al norte de la provincia de Granada, se sitúa la que fue cuna de los Primeros Pobladores de Europa y fuente de yacimientos arqueológicos de grandes vertebrados, el Geoparque del Cuaternario.

El objetivo del Proyecto Geoparque del Cuaternario Valles del Norte de Granada, es principalmente promover la coordinación y el apoyo entre empresas y entidades, con el fin de que el Geoparque de Granada sea catalogado como Geoparque Mundial de la UNESCO.

Abarca una extensión de más de 1.400 kilómetros cuadrados, en los que encontramos más de 70 lugares de interés geológico.

¿Qué municipios forman parte del Geoparque?

El Geoparque de Granada, está situado en un entorno privilegiado que abarca 47 municipios, algunos de ellos son: Huéscar, Baza, Castril, Fardes, Gor, Gorafe, Freila, Zújar , Montes Orientales y La Puebla de Don Fadrique.

Vistas del Geoparque de Granada desde el aire. (Imagen: Captura de Google Maps)

¿Cómo se ha originado?

Este impresionante paraje árido se ha ido erosionando a lo largo de millones de años. Durante 5 millones de años, existía un río sin salida al mar, el cual alimentaba un lago encerrado. Actualmente el proceso sigue activo. Los ríos que han ido moldeando el paisaje han sido el Río Guadix, Baza, Huéscar, Castril, Galera, Orce, Cúllar, Gor, Fardes, Guardal y Guadiana Menor. Como fruto de la erosión han ido generándose surcos, cárvavas, chimeneas de hadas, barrancos y cañones, característicos de las baldías (comúnmente conocidas como badlands). Estos elementos geológicos, además de ofrecer una amplia gama de colores derivada de la sedimentación de rocas de distinta naturaleza, otorgan al paisaje una geodiversidad única de relieve irregular y heterogéneo.

Badlands y el Embalse del Negratín desde el Cerro Jabalcón. (Fuente: Propia)

¿Qué nos enseña el Geoparque?

Además de aportarnos uno de los mejores registros fósiles de vertebrados del Cuaternario en el Planeta, nos regala pruebas geológicas tanto recientes como antiguas, remontándonos a 250 millones de años atrás, en la época del continente Pangea. Nos otorga información sobre la Cordillera Bética. Gracias a los numerosos pliegues, sedimentos de distintas naturalezas y orígenes, se han podido conocer la edad de cada uno de dichos sedimentos, así como información relevante sobre las condiciones de aquella época. Asimismo, nos muestra la ocupación y evolución del Ser Humano en dicho territorio.

Vistas desde el Mirador del Negratín. (Fuente: Propia)

¿Qué puedes realizar en el Geoparque de Granada?

Hoy en día, hay disponibles numerosas actividades en el Geoparque de Granada para todos los públicos: Podrás visitar la Estación Paleontológica Valle del Río Fardes, el Valle del río de Gorafe, los Dólmenes de Gorafe, la Acequia del Toril en Alicún de las Torres, las Cárcavas de Marchal, el Desierto de los Colorados y un largo etcétera. Además de Rutas 4×4, visitas culturales, senderismo, piragüismo en los embalses del Negratín y del Portillo, barranquismo en Castril y en el río Guadalentín y vía ferrata en La Rendija.

Piragüismo en el Embalse del Portillo de Castril. (Fuente: Propia)

Embalse del Negratín y el Cerro Jabalcón desde la presa hidroeléctrica. (Fuente: Propia)

Los Badlands del Negratín desde el Cerro Jabalcón (Fuente: Propia)

 

Vídeo del Proyecto Geoparque de Granada

Adéntrate en el extraordinario entorno del Geoparque de Granada.

¡Te esperamos!

Rutas y actividades invernales en Sierra Nevada, Sierra de La Sagra, Sierra de Baza, Sierra de Castril y Sierra del Pozo

¿Te apetece entrenar tu cuerpo y tu mente?

“Persigo la felicidad y la montaña responde a mi búsqueda” (Chantal Mauduit)

El montañismo es un deporte o una forma de vida, capaz de cambiar tu estado anímico y emocional. Al mismo tiempo que haces ejercicio, conectas con la naturaleza y contigo mismo/a de forma natural. Disminuye la depresión, el estrés y el riesgo de presión arterial alta, a la vez que mejora las condiciones fisiológicas, el autoestima y la calidad del sueño, entre otras muchas cosas. En definitiva, te sientes más feliz y todo ello mientras conoces lugares nuevos, exploras el entorno donde te estás moviendo y se activan aptitudes dormidas.

Este ejercicio puede practicarse en cualquier época del año, previa adaptación al medio y teniendo en cuenta unos conocimientos básicos. Es apto para todo tipo de personas, no obstante el grado de dificultad es muy variable. Hay diversos factores que definen esa complejidad, como la propia condición física, la altitud, la longitud, la meteorología, etc. Es aconsejable acercarse a la montaña con humildad, es un terreno peligroso si previamente no adquieres unas nociones mínimas. Evita excesos de confianza, ten presente tus capacidades y tus limitaciones. Es recomendable ir acompañado de un/a guía titulado/a  que te enseñará  la montaña en todas sus facetas. Cabe mencionar que la práctica de montaña invernal es doble arriesgada en comparación al resto de estaciones, por ello el papel del profesional es imprescindible.

Desde Ecoactiva hemos diseñado una lista de materiales que resultan indispensables a la hora de realizar una jornada en esta época del año. Sugerimos que la mochila sea de una capacidad de entre 18 y 30 litros para rutas de un día de duración.

¿Qué material necesito? Estos son los elementos que hemos considerado necesarios, sin embargo cada cual puede añadir o quitar en base a sus necesidades.

Material textil: Según la “Teoría de las 3 capas”, nos dice de llevar camiseta térmica, polar y chaqueta, además de mallas térmicas, pantalón de trekking o pantalón impermeable.

Asimismo, los siguientes utensilios son de gran importancia y pueden resultar vitales en ciertas ocasiones: silbato, GPS, gafas de sol, protector solar y labial, bastones, piolets y crampones, navaja multiusos, comida, mapa, móvil con batería cargada, frontal, papel higiénico o pañuelos, botiquín, manta térmica, documentación personal y tarjeta federativa (si se posee), cámara de fotos y baterías, funda protectora para la mochila, guantes, calcetines térmicos, gorro, botas impermeables, botella de agua o camelbag, termo, chaqueta de plumas, muda de ropa para cambiarse al terminar la actividad, bolsa de plástico (para basura propia o ajena, ropa sucia, etc.)

¿Cómo distribuirlo en la mochila? A continuación te mostramos una serie de trucos para organizar y distribuir el material necesario de forma óptima:

-En zona inferior: Colocaremos la ropa (hace base y no pesa). Una chaqueta de abrigo y un impermeable.

-En zona mediaObjetos pesados y frágiles. Una cantimplora de reserva, móvil apagado (en altura se descarga la batería) y cargado, botiquín, guantes finos, calcetines repuesto y un buff. Pegado a la espalda, colocaremos lo más pesado.

-En zona superior: Objetos accesibles. Comida, protección solar, papel higiénico o pañuelos.

-En bolsillo frontal: Objetos de menor tamaño. Documentación personal, mapa, frontal, mechero y navaja multiusos. 

Otro consejo interesante sería almacenar las cosas en bolsas de plástico transparentes para tenerlas más organizadas, aisladas y visibles sin tener que abrirlas cuando buscamos algo en concreto.

Cuando nuestra mochila esté cargada (lo más importante es que la carga esté bien distribuida, es decir, que a ambos lados la mochila pese lo mismo, para evitar problemas al caminar y que se nos sobrecarguen unos músculos más que otros), una vez que hayamos ajustado las cintas de compresión laterales, será entonces cuando estaremos preparados/as para disfrutar de una jornada en la montaña con seguridad.

A continuación, mostramos algunas de las cimas más relevantes de Sierra Nevada, Sierra de La Sagra, Sierra de Baza, Sierra de Castril y Sierra del Pozo donde realizamos nuestras actividades.

Esperamos que te guste

 Mulhacén, con una altitud de 3.478,6 msnm, es el pico más alto de la Península Ibérica y el segundo de todo el territorio nacional tras el Teide, de 3.718 msnm (Tenerife, Canarias). Forma parte del Parque Nacional de Sierra Nevada, enclavado en la provincia de Granada, en la cordillera Penibética.

Vértice geodésico del Mulhacén. (Fuente: Propia)

  Pico Veleta con una altitud de 3.396 msnm, es la cuarta cumbre más alta de España y segunda de su cordillera. Es la cima      perfecta para admirar toda la belleza y espectacularidad de Sierra Nevada. Su nombre deriva de la palabra árabe balata, que significa ‘cortado, tajo, balate’ y hace referencia a los vertiginosos tajos que perfilan sus caras norte, este y sur, algunos se aproximan a los 500 metros de desnivel, por ello esta montaña es conocida  como “el picacho”.

Panorámica desde El Veleta. (Fuente: Juanjo Vélez Ontiveros)

  El Parque Nacional de Sierra Nevada nos ofrece un sinfín de magníficos 3.000 como el Picón de Jérez, el Puntal Juntillas o el    Puntal de Cobatillas. Esta es una ruta para ascender a los tres miles más orientales del Parque Nacional, iniciando la marcha desde el Refugio del Postero Alto. Después de una prolongada subida hasta el magnífico paraje del Barranco del Alhorí,                seguidamente empieza la parte más técnica del recorrido para culminar en el primer 3.000, una vez en el Picón de Jerez (3.090 m), le procederá el Puntal de Juntillas (3.139 m) y el Puntal de Cobatillas (3.116 m). La bajada la dirigiremos hacia la Piedra de los Ladrones para descender por la Loma de Enmedio hasta de nuevo llegar al Refugio del Postero Alto.

Sendero hacia el Picón de Jerez. (Fuente: Propia)

   El Chullo, con 2.611 msnm, es el pico más alto de la provincia de Almería. Está integrado en la cordillera Penibética y forma        parte de Sierra Nevada. Se trata de una cima suave y poco prominente, de fácil acceso desde cualquiera de sus caras. Asoma por el oeste sobre el puerto de la Ragua, en la divisoria entre las provincias de Almería y Granada, situándose a caballo entre los términos municipales de Bayárcal (Almería) y Dólar (Granada).

El Chullo. (Fuente: http://asyaped.blogspot.com/)

 La Sagra es un un pico aislado muy atrayente para los/as amantes de las montañas, situado al norte de la provincia de       Granada, entre los términos municipales de Huéscar y Puebla de Don Fadrique. Es el punto más alto de la cordillera Subbética   y del Altiplano Granadino; su altitud es de 2.381 msnm en su parte elevada, presenta una doble cima de altura desigual.

Vértice geodésico de La Sagra. (Fuente: Propia)

La Sierra de Baza o también conocida como la isla bioclimática, paraíso de la biodiversidad andaluza, se emplaza en el noreste de la provincia de Granada, limita por el este con la Sierra de los Filabres de la provincia de Almería.
Respecto a su altitud, la Sierra de Baza constituye un macizo muy montañoso, con importantes diferencias altitudinales, de forma que en pocos kilómetros la altitud oscila de la cota 845 msnm en Baza, a la de 2.269 msnm en el Calar de Santa Bárbara, máxima altitud de este Parque Natural.

Vértice geodésico del Calar de Santa Bárbara. (Fuente: Propia)

  El Parque Natural Sierra de Baza está rodeada de Calares que sobrepasan los 2.000 msnm. Desde Ecoactiva Turismo     Activo y Educación Ambiental te proponemos una exigente y hermosa ruta para culminar  todos ellos.  Por los Prados del Rey ascenderemos al Collado de la Mina hasta llegar a la zona rocosa y de ahí al vértice geodésico del Calar de Santa Bárbara, proseguiremos nuestra andadura hasta el Calar de Rapa, el Calar de Casa Heredia, el de San Sebastián, el de los Tejoletos y finalizaríamos en la mejor atalaya del Parque: el Calar de La Boleta.

Vistas de Sierra Nevada desde el Calar de La Boleta (Fuente: Propia)

Este emblemático Pico está situado entre las provincias de Jaén y Granada, compartiendo frontera entre los Parques Naturales de la Sierra de Cazorla y la Sierra de Castril, con una altitud de 2.106 msnm, una Sierra de grandes contrastes donde la roca caliza es la protagonista.

 

Pico Empanadas (Fuente: es.wikiloc.com)

 La Sierra del Pozo se encuentra dentro del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, perteneciente a la     Cordillera Subbética, cuya máxima cota es el Pico Cabañas con 2.026 msnm.

 Desde el Hornico comenzamos a caminar, nuestro sendero se sitúa en la parte trasera del complejo. Cruzamos el arroyo del  Vidrio y de la Osa, tenemos una subida constante y zigzagueante de unos 5 kilómetros por el Cerro del Enjambre, a través de  frondoso pinar de pino laricio, autóctono de esta tierra que nos dejará en el Collado del Aire. Conforme se gana altura  se  obtiene una bella panorámica del embalse de La Bolera, un verdadero lujo. 

La subida apenas supone esfuerzo, además si se compagina con animosa charla entre los/as compañeros/as parece incluso breve. En poco alcanzamos la Fuente del Artesón (1.680 msnm), un oasis serrano donde hacemos una ganada parada y llenamos cantimploras de agua fresquita de esta espléndida sierra. Poco más adelante debemos estar atentos/as para salir de la pista por la izquierda y coger un sendero que continúa ascendiendo ligeramente. Caminamos por una añeja senda arriera, continuamos, de frente podremos ir viendo el Cabañas, con la caseta blanca que lo corona. Las vistas son espectaculares en todos los flancos.

                                                 

                                                      

Pinares durante la subida al Pico Cabañas (Fuente: Propia)

En cualquiera de las Sierras citadas anteriormente es posible realizar rutas guiadas en 4×4, para conocer, descubrir y disfrutar de la fauna y flora autóctona, además de algunos endemismos y lugares espectaculares.

Ruta 4×4 para avistamiento de fauna ibérica en Prados del Rey. Sierra de Baza. (Fuente: Propia)

La esencia de este deporte es el deslizamiento,  las sensaciones son muy gratificantes cuando se logra conseguir este objetivo. Se  puede realizar en bosques, caminos y explanadas. El Puerto de La Ragua es ideal para practicar esquí de fondo, una modalidad deportiva que surgió hace unos 5.000 años  en Noruega y en Rusia como forma de desplazamiento durante los fríos inviernos. El riesgo de lesiones es muy inferior al esquí alpino por la libertad de movimiento de los talones en la fijación, ya que estos no van fijos y sólo la puntera de la bota es la que está sujeta a la fijación. Además no hay impacto en las articulaciones, es una sensación parecida a cuando corremos.

Esquí de fondo en el Puerto de La Ragua (Sierra Nevada) para todos los públicos. (Fuente: Propia)

Los diferentes ecosistemas que posee nuestros Parques Naturales son ideales para disfrutar de la nieve. Las raquetas de nieve son unos utensilios que se acoplan a las botas y sirven para desplazarse con mayor comodidad y rapidez sobre terreno nevado o helado. Con un entramado central sobre el que se apoya el pie al caminar, permiten que el cuerpo no se hunda en la nieve, ya que la superficie que abarca en cada paso es muy amplia.

¿Sabíais que los seres humanos han conocido las ventajas de estos instrumentos durante miles de años? En arqueología han descubierto que las tribus prehistóricas de Asia las utilizaban (hechas de piel de oso y madera) para cruzar el estrecho de Bring y emprender la colonización de América del Norte.

Rutas guiadas con raquetas de nieve en el entorno del Mirador de Narváez (Sierra de Baza) ideal para realizar en familia. (Fuente: Propia)

Estamos abiertos a cualquier tipo de sugerencia para llevar a cabo alguna de estas actividades o rutas.

¡Te esperamos!

Diversidad paisajística en los Parques Naturales de Baza, Castril y Cazorla y sus actividades de aventura

¿Buscas actividades de aventura en los Parques Naturales?

Andalucía es la comunidad autónoma española con más Espacios Naturales Protegidos y cada uno de los cuales destaca por poseer unos valores ecológicos, estéticos, educativos y científicos merecedores de ser protegidos. Al noroeste de la provincia de Granada, se encuentra el Altiplano Granadino, donde inmensas altiplanicies se elevan alrededor de 1.000 metros por encima del nivel del mar. Su parte central está ocupada por una gran llanura casi desértica, a la que la rodean las Sierras de la Sagra, Castril, Baza y Orce, zona de gran belleza paisajística y de enorme valor en su patrimonio natural, cuenta con dos Parques Naturales: Sierra de Baza y Sierra de Castril, este último se apoya en la Sierra de Jaén y es una prolongación del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas. Tres Parques  y cuatro impresionantes embalses: Negratín, San Clemente, El Portillo y La Bolera.

Esta combinación de agua y montaña, es un escenario perfecto para la práctica de deportes de aventura. Su sinuosa geología es ideal para la escalada en roca, el rappel, el barranquismo y el montañismo.  Además las aguas cristalinas de sus embalses invitan a la práctica del piragüismo, de una forma tranquila y dejándonos llevar desde el agua hacia la montaña.

La climatología está marcada por veranos largos y cálidos, primavera y otoño suaves, que permiten disfrutar de la naturaleza y practicar cualquier tipo de deporte a lo largo del año. En primavera cuando las nieves de las cimas se funden, el agua baja desde las cumbres hasta los embalses, pasando por las formaciones rocosas y llenando el paisaje de bellas cascadas y manantiales,        como el manantial de la Cerrada de la Magdalena.

 

Es la temporada perfecta para realizar barranquismo en las diversas Cerradas que hay en la zona. La espectacular Cerrada de Lézar ubicada en el Barranco del Buitre (Sierra de Castril) con rápeles de más de treinta metros de altura no te dejará indiferente o el Barranco de la Bolera enmarcado en una formación de roca caliza, marmitas gigantes y  paredes laterales de ochenta metros. Un entorno natural capaz de combinar saltos, rápeles, cascadas con pozas de agua verde turquesa, cuevas y paisajes de extrema belleza que te harán soñar despierto/a.

 

 

 

 

 

Otra opción para conocer los Parques Naturales  son las vías ferratas, una actividad que combina la adrenalina de la escalada y la seguridad que ofrece una vía ferrata. La Rendija en la Puebla de Don Fadrique, donde hay instalados peldaños de hierro que permiten el ascenso por la pared de piedra de esta formación rocosa. Ideal para iniciación, consta de dos partes o sectores de escape, calificados como k2 y k3 respectivamente, está equipada con descuelgues para asegurar o rapelar.

 

Mientras nos adentramos en estos Espacios Naturales, admiraremos paisajes cargados de contrastes, vegas, llanuras desérticas, embalses rebosantes de agua, ríos, etc. En estos últimos se albergan especies de flora y fauna representativa de la Comarca. Tales como la nutria, águilas reales, quebrantahuesos, buitres leonádos, martín pescador, salamandra, gamo, cabra montés, muflón o la trucha común. Predomina la vegetación mediterránea compuesta por pino salgareño, sabinas, enebros rastreros, chopos, encinas, quejigos y arces.  La infinidad de rutas de senderismo  que poseen los tres Parques Naturales: Castril, Baza y Cazorla, Segura y Las Villas, te brindan la posibilidad de conocerlos. Por otro lado están las rutas 4×4, una de las mejores formas de apreciar la flora y fauna autóctona, (como el quebrantahuesos, especie que recientemente se está introduciendo en estas Sierras) a lugares donde el acceso sería difícil en una jornada a pie.

No podemos olvidarnos de la gran riqueza patrimonial y sus yacimientos arqueológicos, testigos silenciosos del paso por estas tierras de los Primeros Pobladores de Europa. Por otro lado el relieve del Parque Natural Sierra de Castril, compuesto por simas y grutas, es el sitio ideal para los/as amantes de la espeleología,  en Sierra Seca se halla la Cueva del Muerto, cuyas vistosas formaciones de estalactitas y estalagmitas harán las delicias de quienes aman las cuevas.  También son un atractivo de la geología: los lapiaces y otras morfologías kársticas, similares geológicamente a los Bad-lands (tierras baldías), en el paraíso interior del Parque Natural Sierra de Baza.

En una zona relativamente pequeña donde se concentran una amplia diversidad de paisajes, flora, fauna, es posible el desarrollo de una ingente cantidad de actividades en la naturaleza, esas que nos incitan a sentirnos bien, a conocer el Espacio Natural que nos rodea y a conectar con la naturaleza, que al fin y al cabo es de donde provenimos.

¡Ven a conocerlos!

Items de portfolio